Saltar al contenido

10 cosas que debes hacer y no durante el entrenamiento

mayo 22, 2020
entrenamiento

No importa si estás empezando o si ya eres un atleta que va a diario al gimnasio, seguir los correctos protocolos de entrenamiento es lo primordial. Por ello, a continuación te ofrecemos 10 cosas que debes y no debes hacer durante tus rutinas de ejercicio diaria. De esta manera podrás mantener tu motivación y estar libre de lesiones.

Esta guía de ejercicios incluye información acerca de:- Comenzar a entrenar de manera segura- Evitar lesiones cuando estás ejercitando- La mejor y más rápida vía para progresar en tus ejercicios

1.- Chequéate con un médico antes de empezar una rutina de entrenamiento nueva

Si estás a punto de empezar un nuevo programa de ejercicios, es mejor que vayas al médico y te cerciores de que todo marcha correctamente antes de empezar. Tu doctor será capaz de darte consejos o de advertirte acerca de lo que debes hacer, en función de tu tipo de cuerpo. Cuando tomes las precauciones necesarias, podrás comenzar a entrenar. También sería buena idea tener un “checklist pre-entrenamiento” antes de comenzar en un gimnasio, por ejemplo.

2.- Buscar ayuda profesional para tu entrenamiento

Si al empezar buscas consejos de un entrenador capacitado en el área, podrás ir por el camino correcto de una vez. La mayoría de personas piensa que al principio no necesitan de un entrenador, “que eso es de gente más especializada”, y es al revés. Evitarás perder el tiempo en ejercicios que no son adecuados para ti y lograrás tus metas en un menor tiempo.

3.- Completa tus metas de forma gradual

Cuando comiences el primer día en el gimnasio, probablemente querrás ver las metas realizadas de manera rápida, pero debes tener paciencia. Es importante que no te hagas de altas expectativas a corto plazo, porque todo requiere de mucho esfuerzo y paciencia. Busca tener un plan que te ayude a tener mejoras pequeñas paso a paso y de esta manera prevendrás posibles lesiones, así como la pérdida de entusiasmo.

4.- Mantén tus rutinas de ejercicios divertidas

Está muy bien proponerse metas de ejercicio con seriedad y disciplina, pero demasiado de una sola cosa termina por cansar. Combina en tus rutinas el divertimento con la disciplina y llegarás muy lejos. Algo que puedes hacer es que, dentro de tus rutinas de gimnasio de la semana, puedes meter una  actividad diferente, como el Boot Camp, una sesión de Zumba o algo que te saque de la rutina y te haga reír.

5.- Hazte masajes

Es importante que te hagas masajes para mantener los músculos tonificados. Los efectos del entrenamiento pueden causar que los músculos se vayan deteriorando y se lesionen. Por ello, una buena sesión de masajes deportivos ayudará a reparar los músculos y evitará que sufras lesiones repentinas. Además es una sensación muy agradable. 

Lo que no debes hacer

1.- Olvidar de calentar y de enfriar antes y después de tus entrenamientos

Es necesario que aprendas a calentar y a enfriar antes de los entrenamientos. A algunas personas les resulta tediosa esta parte, pero es fundamental para que tus músculos puedan estar jóvenes y tonificados por mayor cantidad de tiempo. 

2.- Sobre entrenar

Puedes tratar de hacer demasiado en cada sesión o hacer demasiadas sesiones en un día, por ejemplo. Trata de ubicarte en quién eres y para qué estas entrenando. No es lo mismo ser un boxeador que va a prepararse para una pelea internacional que un ejecutivo que quiere estar en forma por las tardes. 

3.- Enfócate en una sola forma de entrenamiento

Trata de que tu entrenamiento tenga una combinación de resistencia cardiovascular, ejercicios localizados y flexibilidad. Trata de entrenar en una sola disciplina pero que esta abarque los tres elementos. De esta forma, progresarás con mayor satisfacción.

4.- El descanso también es parte del entrenamiento

Entrenar todos los días es el ideal, pero incluso los atletas más experimentados suelen tomarse un día de descanso para sus músculos. El dormir adecuadamente y la cantidad de horas necesarias también es imperativo para el correcto desarrollo muscular.

5.- No omitas el estiramiento

Los ejercicios de flexibilidad deben hacerse diariamente, así sea por unos minutos. Esto ayudará a evitar lesiones y a que el cuerpo se sienta renovado. Los puedes hacer antes de dormir o al levantarte cada mañana.