Saltar al contenido

6 razones para comer polenta, un clásico plato italiano lleno de nutrición y energía

septiembre 12, 2020


La polenta es un alimento muy completo y una gran fuente de energía. Su potencial ha pasado algo desapercibido, descubre todo lo que puede hacer por tu salud

6 razones para comer polenta, un clásico plato italiano lleno de nutrición y energía
La polenta es rica en minerales, fibra y una gran fuente de carbohidratos complejos.

Foto:
Imagen de Sian Rose en Pixabay / Pixabay

Seguramente en más de una ocasión has escuchado sobre las aportaciones culinarias de la polenta, aunque la realidad es que es un alimento que tenemos algo olvidado. La buena noticia es que en los últimos años como parte del auge de las tendencias de alimentación vegetariana, se han desempolvado algunos productos que se han vuelto un maravilloso aliado en toda dieta saludable y que se destacan por ser una buena alternativa para promover el bajo consumo de productos de origen animal. 

Entre los principales en la lista se encuentra: la polenta, uno de los ingredientes más representativos en la cocina italiana. Las cualidades nutricionales más destacadas de la polenta se relacionan con su alto aporte en hidratos de carbono y fibra, de hecho es por ello que en la Italia rural fue un alimento que jugó un papel fundamental en la alimentación y que de hecho fue considerado el principal aporte en nutrientes en diversos pueblos. Algo similar a lo que sucedió con la patata en la España medieval. 

¿Qué es la polenta?

La polenta es harina de maíz cocida y tiene la inmensa ventaja de ser un alimento muy saciante, que se distingue por sus versátiles usos como un gran acompañamiento, en purés, pan y postres; otra genialidad es que se puede servir caliente o fría. 

Se distingue por su contenido en carbohidratos y es por ello que muchos satanizaron su consumo. Sin embargo se trata de un alimento rico en azúcares complejos, por lo que su consumo no genera un estrés pancreático elevado. Si bien como en todos los alimentos con un alto aporte en hidratos de carbono es importante moderar su consumo, se trata de una comida sana y completa que se relaciona también con su aporte en vitaminas del grupo B, las cuales son importantes para la obtención de energía. Otra de sus ventajas se debe a su grandioso contenido en potasio, que se relaciona con beneficios para regular la presión arterial, promover la eliminación de líquidos retenidos y proteger la salud renal.

Descubre los beneficios que se relacionan con el consumo de polenta y empieza a integrarla como parte de una alimentación saludable y variada. Es un alimento saciante y con un bajo contenido en grasas, una grandiosa fuente de energía y minerales, y sin gluten.

Sobre los beneficios de comer polenta:

1. Gran fuente de fibra y proteínas

Una de las grandes cualidades en la composición de la polenta se debe a su alto aporte en proteínas y fibra, que le confieren gran parte de su poder saciante. La fibra se relaciona con grandes beneficios para mantener el buen funcionamiento del sistema digestivo, regula el tránsito intestinal, beneficia la salud cardiovascular y promueve la pérdida de peso. A la vez es considerada un buen alimento para tratar el estreñimiento crónico, la inflamación y las digestiones pesadas.

2. Gran alternativa de alimento sin gluten

En los últimos años mucho se ha hablado sobre la intolerancia al gluten o enfermedad celíaca sus efectos en la salud, es por ello que han salido a la luz todo tipo de alimentos que se distinguen por su nulo aporte en gluten. Tal es el caso de la polenta, que tiene la genialidad de ser uno de los pocos cereales y fuentes de fibra sin gluten. Es por ello una maravillosa alternativa para las personas que padecen está condición y también en las dietas vegetarianas o veganas.

3. Brinda mucha energía

Como lo mencionamos anteriormente la principal característica de la composición de la polenta, es su alto contenido en hidratos de carbono. Lo que resulta muy valioso es que se trata de carbohidratos complejos, que tienen una función completamente distinta a los que se consideran “simples” y que se relacionan directamente con afectaciones en los niveles de azúcar en la sangre y un bajo aporte en nutrientes. La buena noticia sobre el consumo de carbohidratos complejos, es que se asimilan muchos más lentamente en el organismo, por lo general son alimentos saludables y de gran potencial medicinal, por ende son una gran fuente de energía buena y mantienen estable el azúcar en la sangre. 

4. Baja en grasas y calorías

De manera natural la polenta es un alimento muy bajo en grasas y calorías, simplemente hay que vigilar los métodos de elaboración. Se trata de un cereal integral muy nutritivo, que se relaciona con buenas cualidades para mantener una alimentación equilibrada y sana. Algunas buenas recomendaciones son prepararla con aceite de oliva, vegetales, hierbas de olor y quesos bajos en grasa.

5. Gran riqueza mineral

La polenta es un alimento nutritivo que se destaca por su excepcional contenido en minerales esenciales, entre los que se destaca su aporte sobresaliente en hierro, magnesio y zinc. Los tres juegan un papel importante en diversas funciones del organismo y a su vez se relacionan con beneficios para fortalecer al sistema inmunológico. 

6. Es buena fuente de carotenoides

Los carotenoides son sustancias antioxidantes que se relacionan con grandes beneficios para el buen funcionamiento del organismo. Sin lugar a dudas una de sus principales cualidades se debe a su poder para combatir a los radicales libres y reducir los daños causados por el estrés oxidativo. También por ello son un buen aliado para disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas y degenerativas, sobre todo afecciones oculares, pulmonares, cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.



Fuente