Saltar al contenido

8 Alimentos ricos en hidratos de carbono

septiembre 19, 2020


Los alimentos ricos en hidratos de carbono aportan energía, siendo esta su principal función. De hecho, los carbohidratos son la reserva de energía en forma de glucógeno que necesita nuestro cuerpo para funcionar.

Algunas dietas de adelgazamiento los descartan, siendo un grave error. Puede que al principio tu salud no se vea muy resentida, pero perder peso de esta manera puede acarrear consecuencias muy negativas. Hay que tener en cuenta que son alimentos básicos para una dieta para diabéticos.



Lista de alimentos ricos en hidratos de carbono

Necesitamos consumir hidratos de carbono y no es saludable eliminarlos de nuestra dieta. Durante la digestión, los componentes de estos alimentos se dividen, dando lugar a la glucosa, un compuesto simple que nuestras células emplean como fuente de energía.

Los siguientes alimentos ricos en hidratos de carbono te servirán para que te hagas una idea aproximada del impacto de los carbohidratos en tu organismo, de forma que puedas planificar tu dieta. ¡Toma nota!

Cereales

Los cereales como el maíz, la avena, el trigo, el arroz o el mijo están dotados de hidratos de carbono de absorción lenta. Además, son imprescindibles en cualquier dieta que se precie por su alto contenido en vitaminas y minerales. Son perfectos para practicar deporte, siendo una fuente importante de fibra y hierro.



Pan

El pan es fuente de hidratos de carbono y proteínas de origen vegetal. Además, aporta poca grasa y la Organización Mundial de la Salud recomienda su consumo (unos 250 gramos al día). En realidad, va más allá de una función puramente energética. Su contenido en minerales y vitaminas del grupo
B lo convierten en el alimento perfecto para acelerar la recuperación tras practicar deporte.

Pastas

La pasta ofrece un valor nutritivo bastante interesante. Suele estar presente en nuestro plan de alimentación semanal hasta el punto de formar parte de platos principales, ensaladas o sopas. Los expertos nutricionistas recomiendan acompañarla de proteínas magras o vegetales, o bien alternarla con otros ricos en hidratos de carbono como arroz, patatas o legumbres. Al estar incluida en el grupo de hidratos de carbono de absorción lenta, son empleadas por deportistas y jugadores de fútbol para hacer frente a su actividad física diaria.

Azúcar

Es uno de los alimentos ricos en hidratos de carbono más importantes al aportar una gran cantidad de energía por su asimilación rápida. Básicamente nos referimos al azúcar procedente de la miel, la melaza, la remolacha azucarera o el azúcar de caña.

Frutas y verduras

No se puede decir que las frutas sean un alimento rico en hidratos de carbono, pero aportan fructosa y un sabor dulce que nos encanta. Además hemos decidido añadirlas a la lista porque junto a las verduras, que son fuente de almidón, proporcionan vitaminas y minerales indispensables para nuestro organismo. Algunas frutas ricas en hidratos de carbono serían las cerezas y los plátanos.

Legumbres

Legumbres como los garbanzos, las lentejas o las judías son una gran fuente de energía al poseer un índice elevado de hidratos de carbono, al menos la mitad de su composición nutricional. Forman parte de la dieta mediterránea y conceden una gran variedad de nutrientes.

Raíces y tubérculos

Dentro de este grupo, el alimento que más consumimos es la patata, que posee carbohidratos de absorción lenta. Las patatas suele tener mala fama porque solemos elaborarlas con grasa y sal para potenciar su sabor y consumirlas con alimentos ricos en calorías. Sin embargo, esto no significa que no se pueda disfrutar de ellas de una forma sana. Además, son fuente de potasio, principalmente si se comen con la piel.

Leche y sus derivados

Hablamos del queso, la leche o la mantequilla. Estos alimentos poseen un gran contenido en lactosa, un tipo de azúcar que es asimilado rápidamente por el organismo. Uno de los principales componentes de la lactosa es la glucosa, la principal fuente de energía del cerebro.

Los hidratos de carbono son energéticos y ahorran proteínas para que puedan ser empleadas en otras funciones. Son parte imprescindible de tejidos importantes y previenen la producción de desechos o cuerpos cetónicos. Además, se encargan de regular el tránsito intestinal y aumentan la sensación de saciedad. Lo dicho, imprescindibles en nuestra dieta.



Fuente