Saltar al contenido

Acusa ASA a exsecretarios de Salud de muertes por mala nutrición

septiembre 20, 2020


Escucha la nota:

La Alianza por la Salud Alimentaria aseguró que si los anteriores Secretarios de Salud no hubieran privilegiado los intereses de las empresas por sobre los de los mexicanos, actualmente el país no enfrentaría la epidemia de obesidad y muertes originadas por enfermedades crónicas.

Luego de señalar que en el país cada hora 23 personas mueren a causa de la obesidad, uno de cada 10 adultos padece diabetes y más de 40 mil personas pierden la vida a causa del consumo de bebidas azucaradas, la Alianza advirtió que los ex funcionarios de salud no implementaron políticas de salud recomendadas para combatir la epidemia de obesidad e incluso, privilegiaron los intereses privados por encima de la salud pública.

Antes de la pandemia por Covid-19, en el país ya había esta epidemia y factores de riesgo que han provocado que la población mexicana tenga más complicaciones y probabilidades de muerte por esta enfermedad.

Información relacionada: Exigen a Rosario Piedra revisar carpetas sobre violencia contra mujeres

“Este panorama podría haber sido diferente si los funcionarios que estuvieron a cargo de la Secretaría de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en sexenios anteriores hubieran actuado a favor de la salud pública y no de los intereses comerciales de la industria de bebidas y comida chatarra. Lo anterior es narrado en el mini documental “Los Cómplices de la Otra Pandemia”, el cual muestra cómo las decisiones de estos ex funcionarios siempre tuvieron un común denominador: rechazar políticas públicas a favor de la salud pública y así favorecer a la industria; estuvieron en contra de sacar los alimentos chatarra de las escuelas, de tener una regulación efectiva en materia de publicidad dirigida a la infancia y de promover un etiquetado de advertencia que realmente informara al consumidor”, señaló la Alianza.

Esta oposición sistemática a políticas públicas, hoy los hace corresponsables de la magnitud de las epidemias y señala directamente a Josefina Vázquez Mota, ex Secretaria de Educación, quien se negó a retirar la comida chatarra de las escuelas; Pablo Kuri, ex SubSecretario de Prevención y Promoción de la Salud y Mikel Arriola, ex ComisionadoFederal de Cofepris, quienes promovieron un etiquetado poco claro de los alimentos.

A José Narro, ex Secretario de Salud lo responsabilizó de que, a pesar de declarar emergencias en el país la obesidad y diabetes en 2016, mantenía a la industria de los alimentos híper calóricos al interior de la Secretaría “ocupando la mayoría de los asientos del Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, que se encargaba de evaluar las políticas contra la obesidad”.



Fuente