Saltar al contenido

Alimentación primavera: qué podemos consumir para una mejor nutrición

septiembre 20, 2020





















Cómo afecta a la nutrición el cambio de estación en el marco de la pandemia







El termómetro ya empieza a subir y las temperaturas más cálidas nos llevan a consumir otro tipo de alimentos. ¿Cuáles son los que debemos incorporar para estar saludables? ¿Cómo nos afecta el factor aislamiento desde lo nutricional para el cambio de estación?


















































Combinar y equilibrar adecuadamente los alimentos es clave en esta etapa final del invierno para mantener la salud y el bienestar.





«Un cuerpo bien nutrido genera la temperatura corporal, el funcionamiento orgánico y la recuperación física de una forma excelente sin importar el aislamiento. Lo que hay que tener en cuenta es la absorción de Vitamina D, por eso es recomendable exponerse al sol cuatro veces a la semana durante media hora«, explica el Lic. en Nutrición Emmanuel Cestaro -MN 4353- (@nutricion.cestaro), con respecto al confinamiento.
































Otro factor importante, para el Lic. en Nutrición, es tener las defensas elevadas para poder disminuir la posibilidad de enfermarnos por el cambio de clima. No se trata solamente de conseguir un equilibrio entre la alimentación y el entrenamiento. «Si tenemos una buena alimentación, pero vivimos estresados eso va a interferir en la absorción de nutrientes, en la recuperación física y en el descanso, lo que va a alterar las defensas corporales porque no estaremos absorbiendo nutrientes y no vamos tener el cuerpo descansado», sintetiza.
































Nutridos en primavera, qué consumir:

  • Macro nutrientes: cereales como arroz integral, arroz yamaní, quínoa, mijo, amaranto, avena. También las legumbres como los porotos, lentejas, garbanzos entre otros. Y las frutas, donde encontramos un hidrato intermedio, pero con excelente concentración de vitaminas y minerales.
  • Proteínas: los alimentos anteriormente nombrados tienen proteínas. Y se suman en este grupo también las proteínas de alto valor biológico tales como carnes, pollo, pescado, huevos y lácteos.
  • Grasas esenciales: frutos secos (las nueces, principalmente, son las que mayor cantidad de omega 3 tienen), aceite de oliva, pescados, semillas de lino y chía (hidratadas para absorber mejor los nutrientes).
  • Vitaminas, minerales y concentración de fibra: todo tipo de hortalizas (verduras) combinando en su especie y color. Ideales para aumentar la saciedad y brindarle al cuerpo mayor cantidad de micro nutrientes.
  • Agua: consumir aproximadamente 2.5 litros de agua por día.














«Quienes están acostumbrados a hacer deporte todos los días y hoy se encuentran en confinamiento, tienen dos caminos: hacer la misma cantidad de ejercicios por medio de entrenamientos virtuales y, si no puede hacerlo, debería disminuir levemente el aporte de hidratos de carbono. Esto debe ser leve, ya que no se puede quitar el hidrato ya que eso generaría una pérdida en la masa muscular, Deberán incluir en su plan de alimentación los mismos alimentos que alguien que tiene una vida más sedentaria, pero en cantidades diferentes priorizando aportar los hidratos complejos, proteínas y grasas esenciales, cierra Emmanuel Cestaro.








Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS













Fuente