Saltar al contenido

Alimentos con menos de 50 calorías para platos veraniegos

julio 12, 2020


El cuerpo es sabio y con el calor nos pide un aporte energético menor que el resto del año, una dieta baja en calorías, basada en alimentos ligeros y con un mayor contenido de agua para mejorar la hidratación del organismo durante el período estival. Evitar las digestiones pesadas debería ser una de nuestras prioridades en esta época del año y esto lo podemos conseguir gracias a ciertos ingredientes. Además, es habitual que tengamos menos hambre y nos sintamos saciados más pronto, por lo que este tipo de alimentos serán ideales para preparar recetas veraniegas.

Como no parece tarea fácil encontrar estos alimentos bajos en calorías y a su vez atractivos para combinar recetas para este período, hemos querido realizar una pequeña selección con algunos de ellos, que cuentan con las mínimas calorías, necesarias por otro lado.

Este listado incluye los valroes nutricionales de cada ingrediente por cada 100gramos de producto.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los mejores aliños para ciertas comidas. Cuenta tan solo con 4 calorías y teniendo en cuenta que apenas se usan unas gotas de él, es una excelente manera de enriquecer el sabor de nuestros platos sin aumentar su aporte energético. Además, entre sus beneficios, se dice que ayuda a acelerar el metabolismo, a reducir los gases, aliviar la diarrea y mejora la sensibilidad a la insulina. Además, es muy rico en pectina, un tipo de fibra natural que ayuda a eliminar toxinas del organismo.

Es uno de los mejores aliños para nuestros alimentos, sano, delicioso y fácil de combinar

Pepino

Si hay un vegetal por excelencia en verano es el pepino, una de las hortalizas más refrescantes y estrella de cualquier plato de la temporada, gazpachos, ensaladas e incluso solo, partido por la mitad y con un poco de sal por encima. Cuenta con 12 calorías por cada 100 gramos y prácticamente la totalidad de su composición es agua, por lo que también nos sirve dentro de una dieta depurativa. A nivel nutricional, aporta potasio y fósforo, ambos muy saludables para la recuperación muscular y para el mantenimiento de las funciones cognitivas.

Pepinillos en vinagre

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Uno de los ‘problemas’ de la comida baja en calorías es que la solemos relacionar con sabores planos y aburridos. Pero este ejemplo nos demuestra lo contrario. Los pepinillos en vinagre son un snack ideal para media mañana, tarde o para alegrar un plato que por sí solo no es muy rico en sabor. Contienen tan solo 16 calorías y tienen un alto contenido de agua (más de 90 gramos), además de potasio, fósforo y calcio. Eso sí, debemos vigilar su consumo si sufrimos hipertensión, ya que también son muy ricos en sodio (960 mg).

Calabacín

El calabacín es uno de los básicos en la cocina saludable, ya que nos permite sustituir ciertos ingredientes y engañar al paladar. Por ejemplo, se puede usar como alternativa a la pasta tanto en lasaña como en espaguetis, cogiendo finas láminas de calabacín el resultado es espectacular. También se puede incorporar en platos de cuchara, en ensaladas o en preparaciones de horno. Aporta solo 17 calorías, sirve para una dieta detox y nos aporta vitamina C, potasio, fósforo y calcio. Además, su suave sabor permite combinarlo perfectamente en muchas recetas.

Tomate

Otro de los alimentos que más posibilidades nos da en la cocina es el tomate, no hay nada como una buena ensalada de tomate en una cena de verano. Se puede utilizar de infinitas maneras, aquí sobran los consejos en crudo, asado, hervido, triturado, en sopas, en cremas, como topping, etc. Su aporte energético es de 19 calorías y nos da fibra, vitamina A, vitamina C, potasio y fósforo. Tenemos en cuenta que el modo de cocinarlo va a influir en el recuento final de calorías y que estos datos siempre están proporcionados para un consumo en crudo.

Champiñones

Los champiñones también entran a formar parte del grupo de alimentos con menos de 50 calorías por cada 100 gramos de producto (26 calorías) y es un acompañamiento ideal para nuestros platos, incluso pueden ser el protagonista absoluto. Salteados con un poco de AOVE y especias, nos queda un plato redondo, muy nutritivo y bajo en calorías. En crudo en una ensalada añade una textura diferente, aterciopelada y crujiente. Tienen un alto contenido en agua (91 gramos) y también aportan fibra (2.5 gramos), potasio (470 mg) y fósforo (115 mg).

Garbanzos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Dentro del grupo de las legumbres, los garbanzos son los menos calóricos, con 31 calorías. Con ellos podemos hacer entrantes como un fresco hummus con crudités, pero también ensaladas o incluso cremas de acompañamiento. Es muy fácil de cocinar y también aporta fibra, vitamina A, calcio, potasio y fósforo. Si optamos por garbanzos en conserva, debemos buscar aquellos que son bajos en sal, ya que esta legumbre de por sí contiene sodio de forma natural.

Arándanos

Los arándanos tienen bastante azúcar (fructosa) pues entramos ya en el terreno de las frutas, pero su sabor es delicioso y nos sirven tanto para postre como para picoteo a media mañana, para acompañar una comida o una ensalada, hacer zumos o hasta salsas. Contienen 33 calorías y nos dan una inyección de vitamina A, vitamina C y fibra.

Yogures desnatados

Aunque en el lado de los yogures desnatados entra en juego el tipo de elaboración que la marca haya realizado, lo cierto es que por lo general se quedan rozando las 50 calorías. En verano, los yogures son perfectos para crear salsas ligeras y con un especial toque agrio. Si lo añadimos también a una mayonesa aumentamos cantidad aligerando la carga calórica y dando un sabor muy especial. Son ricos en calcio y pueden sustituir una merienda o introducirse en el desayuno mezclado con fruta fresca y copos de avena.



Fuente