Saltar al contenido

Cómo mantener activos a los niños con ejercicio

mayo 22, 2020
Cómo mantener activos a los niños con ejercicio

En la actualidad es muy importante que los niños estén activos. El uso del internet, los videojuegos y los automóviles para trasladarse a la escuela, han hecho que los padres se preocupen acerca de la actividad física de sus hijos. Un niño demasiado pasivo puede desarrollar obesidad y problemas de salud posteriores, así que es necesario  mantener una actividad física desde los primeros años de vida. 

Sin embargo, a un infante no se le puede dar cualquier actividad física para realizar, puesto que no está preparado para muchas. Por ejemplo,  un niño no debería ir a un gimnasio a levantar pesas de ningún tipo, puesto que esto interferirá con su desarrollo muscular y óseo. Pero hay actividades que se pueden realizar en familia y que además ayudarán a mantener a tus hijos activos, felices y saludables.

Que el ejercicio sea una actividad divertida de realizar

Lo más importante que debemos recordar a la hora de motivar a nuestros hijos a hacer ejercicio es que este debe ser divertido, ya que de lo contrario perderán el interés. Por ejemplo, si le sugerimos a un niño salir a caminar por el mero hecho de mantener su salud, probablemente no lo hará o se sentirá aburrido al cabo de unos días. Sin embargo, si esta actividad la combinamos con alguna historia asociada a descubrir, identificar y coleccionar objetos diversos, los resultados serán otros.

Recordemos que los niños gustan de cualquier actividad que se parezca a un juego y que no debemos enmarcar el ejercicio físico con tanta seriedad y disciplina como lo hacemos de adultos. Esto solo debe hacerse en caso de que ya nuestro hijo esté en un entrenamiento para convertirse posteriormente en un atleta. 

Algunas de las actividades que puedes realizar con tus hijos

En el marco de las actividades deportivas que puedes realizar con tus hijos tenemos tres categorías a continuación:- Actividades para niños muy jóvenes- Actividades para niños de edad mediana- Actividades para niños que están entrando en la adolescencia

Actividades para niños muy jóvenes

Ir al parque: para niños bastante jóvenes el simple hecho de ir al parque con columpios, tubos y sube y baja será suficiente. También puedes llevarlos de paseo a algún lugar verde en donde se pueda jugar al escondite, por ejemplo. 

Huevos de pascua: si estás en época de pascua podrás jugar a encontrar los huevos a través de algún mapa del tesoro, por ejemplo. Y si no estás en esta época, puedes inventar un juego similar con algunos tesoros específicos que inventes. 

Actividad familiar: salir en familia a visitar alguna atracción, un parque o ir a caminar a una pista específica también puede ser de gran ayuda para empezar a ejercitar a nuestro pequeño niño. Además, psicológicamente se forman lazos afectivos fuertes con sus familiares. 

Actividades para niños de edad mediana

Carreras en familia: puedes correr en familia y planificar una carrera entre todos los miembros. Los niños aman las recompensas, así que será muy motivador. Sin embargo, recuerda correr a una velocidad que no deje atrás a ningún miembro, para que no se vaya a sentir mal posteriormente. Ya que podría ser contraproducente. 

Ir a escalar a una montaña: muchas montañas ofrecen planes para ir a escalar durante los fines de semana, por ejemplo. Esta es una actividad familiar muy motivadora y que además generará una enorme resistencia física en nuestros pequeños. 

Competencias deportivas: puedes jugar con tu pequeño al tenis o hacer artes marciales juntos. También puedes ir al club más cercano para ver cuáles deportes tienen disponibles y disfrutar juntos de alguna disciplina. 

Actividades para niños que están entrando en la adolescencia

Montar bicicleta: esta es una de las actividades más divertidas que existen y muchos niños sueñan con hacerla. Si es un niño pequeño aún, puedes llevarlo en la parte trasera de tu propia bicicleta, para que se vaya familiarizando con el movimiento. Eventualmente, cuando ya esté más grande, podrá ir en su propio vehículo. 

Nadar: ir a nadar a la piscina es de gran divertimento para todos los miembros de la familia. Además, todos los niños deben saber nadar. Es un ejercicio sin impacto que quema muchas calorías y da gran resistencia. 

Como puedes observar, con un poco de planificación podrás hacer que tu hijo, sin importar en la etapa en la que se encuentre, pueda estar activo y feliz.