Saltar al contenido

Cómo mantenerte ejercitada durante el embarazo

abril 24, 2020
Ejercicio embarazo

¿Acaso crees que planificar estar en buena forma durante el embarazo es una locura? Quizás no es una idea tan descabellada como piensas. De hecho, hacer algunos ejercicios durante el embarazo puede resultar provechoso para ti y para tu pequeño en camino. Pero te daremos algunos consejos para que hagas lo adecuado durante esta etapa.

Algunos estudios científicos han demostrado que las mujeres que hacen ejercicio durante el embarazo pueden disfrutar de un parto más fácil y menos complicado. De igual forma, les es más fácil regresar a su estado fitness una vez que el bebé ha nacido. Estas investigaciones aprueban completamente el ejercicio pre-maternal y consideran que ofrece un paquete de beneficios para la salud de la mujer.

Podrías pensar que el ejercicio es malo para el bebé o que puede producir efectos negativos en su desarrollo. Sin embargo, podrías estar sorprendida de los beneficios que te aporta el hacer determinados movimientos mientras estás embarazada. Además esto puede significar un gran desarrollo en cada uno de tus trimestres. Hacer entrenamientos suaves que te hagan sentir cómoda es completamente saludable y estarás a salvo.

Entre los beneficios de los ejercicios durante el embarazo podemos encontrar:

  • Una mejor circulación
  • Menos ganancia de peso que la normal (1 kilo por mes es lo conveniente)
  • Reducción de efectos como vómitos y náuseas durante el primer trimestre
  • Menos molestias abdominales
  • Menores molestias y complicaciones a la hora del parto

Por ello, el ejercicio tiene luz verde. Sin embargo, ¿Cómo saber qué ejercicio hacer? Obviamente no vas a correr la maratón de Boston con un niño en desarrollo, así que a continuación algunos consejos.

Entre los síntomas del embarazo tenemos:

  • Ganancia de peso
  • Cambios en la circulación de la sangre y en la presión
  • Cambios en la cantidad de pulsos del corazón por minuto
  • Mayor flexibilidad, debido a la hormona relaxin
  • Diversos niveles de fatiga

También podrías experimentar algunas de las siguientes condiciones

  • Vómitos y náuseas (los cuales suelen desaparecer después de las primeras 12 semanas)
  • Mayor sudoración
  • Mareos
  • Cambios del carácter debido a las hormonas

Al finalizar el cuarto mes, casi todos los síntomas mencionados anteriormente pueden desaparecer o ser demasiado leves, y la energía se siente en la madre. Por ello, 16 semanas después de quedar embarazada podrás sentirte lista para hacer algunos entrenamientos. Cabe destacar que debes consultar con tu médico si tienes contraindicaciones para esto, ya que hay embarazos especiales que NO deben hacer ningún tipo de ejercicio.

Pero para la mayoría de las mujeres, el siguiente programa de ejercicios les traerá variados beneficios. Si te sientes mal con respecto a la intensidad de los mismos o no te sientes cómoda, simplemente hazlos hasta que te sientas cómoda, NUNCA TE FORCES y obviamente evita “empujar duro”.

Sigue estos consejos para que puedas entrenar satisfactoriamente

  • Mantente siempre hidratada
  • Elige ropa holgada y cómoda
  • Permítete recuperaciones más largas de lo habitual
  • Calienta y Enfría
  • Protege tu espalda en toda ocasión
  • Evita ejercicios para la espalda después de las 20 semanas
  • Evita sobre-estirar
  • Revisa todos tus requerimientos nutricionales
  • Realiza actividades de bajo impacto
  • Ten en cuenta los zapatos
  • Controla la postura y la técnica

Ejercicios que puedes hacer estando embarazada

Entre los ejercicios que puedes realizar durante este período de tiempo, el que más se recomienda es caminar. También puedes hacer algunas posiciones de Yoga, de acuerdo al desarrollo de tu barriga. Algunas extensiones de piernas son convenientes, así como nadar suavemente en una piscina de temperatura regulada. NO son convenientes deportes de alto impacto o que puedan ocasionarte una caída accidental.