Saltar al contenido

Consejos de expertos: cómo obtener una buena nutrición durante el tratamiento contra el cáncer | Salud y Bienestar

octubre 22, 2020


De acuerdo al Plan Nacional del Cáncer 2018 – 2028 presentado por el Ministerio de Salud, en Chile el Cáncer de Mama tiene una prevalencia de un 46,2%, lo que lo convierte en la primera causa de muerte en las mujeres del país.

Si bien el tratamiento del cáncer puede ser considerado una experiencia abrumadora, una buena nutrición durante la quimioterapia puede marcar la diferencia.

En el marco del mes del Cáncer de Mama, Abbott, compañía de salud líder en brindar soluciones en medicamentos, diagnóstico y dispositivos médicos, compartió información sobre cómo el adoptar una dieta equilibrada puede ayudar a las personas a mantener su fuerza y apoyar su recuperación.

Cómo afecta la quimioterapia al cuerpo

La quimioterapia es un tratamiento que se usa para atacar y destruir las células cancerosas de crecimiento rápido, pero en este proceso también daña las células sanas, lo que puede afectar su salud en general.

“La quimioterapia afecta áreas como el tracto gastrointestinal, incluida la boca, la garganta, el esófago, el estómago y los intestinos, y puede causar efectos secundarios no deseados como sequedad de boca, llagas en la boca, dificultad para tragar, problemas digestivos, diarrea, estreñimiento y pérdidas de peso“, indica nutricionista Jessica Lorenzo, Gerente de Asuntos Médicos del negocio de Nutrición de Abbott.

Las náuseas y los vómitos también son efectos secundarios conocidos de la quimioterapia, los cuales pueden dificultar la ingesta de nutrientes. Sin embargo, de acuerdo a la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), es posible que quienes se someten a este tratamiento no experimenten todos estos síntomas, incluso hay quienes no presentan ninguno de ellos. A su vez, el médico tratante puede ayudar a controlar estos efectos secundarios a través de ciertos medicamentos.

No obstante, para mantenerse saludable y con energía a través de este proceso, es recomendable seguir una alimentación balanceada, y que ésta comience antes de administrar cualquier tratamiento.

Buena nutrición durante el tratamiento del cáncer

La nutrición no solo es importante durante el tratamiento del cáncer: es vital antes del mismo -una vez que se diagnostica a alguien- durante el tratamiento y durante la recuperación“, dijo Lorenzo.

De acuerdo a Lorenzo, la alimentación durante la quimioterapia debe proporcionar todos los nutrientes adecuados para una dieta equilibrada, con foco en cuatro elementos clave:

· Calorías

· Proteínas

· Fibra

· Fluidos

· Vitaminas y Minerales

Durante el tratamiento, es posible que se deba consumir más calorías de lo normal para mantener la energía, por lo que es fundamental mantener la ingesta tanto como sea posible.

Además, durante la quimioterapia, se necesitará más proteínas para mantener o reconstruir los músculos que pueden verse comprometidos. La fibra, por su parte, ayuda a mantener una buena digestión en todo momento, pero es especialmente importante durante la quimioterapia porque colabora a mantener la regularidad. Asimismo, obtener una ingesta suficiente de líquidos y electrolitos es crucial para la hidratación.

“Mantenerse al día con una buena alimentación es importante para nutrir el cuerpo, proporcionarle energía para pasar el día y reponer los nutrientes que pierde durante el tratamiento”, agregó Lorenzo.

Cómo obtener los nutrientes que necesita

Incluso con un sistema de apoyo sólido, la quimioterapia es agotadora. Y una buena nutrición puede ser difícil de lograr para las personas que no se sienten bien. Por lo tanto, además de los cuatro elementos clave de una dieta balanceada, Lorenzo también sugiere algunas prácticas para mantenerse nutrido durante el tratamiento:

· En los días buenos, intentar consumir proteínas como carne magra, frijoles y lentejas y productos lácteos bajos en grasa.

· Beber líquidos con cada comida y también entre comidas.

· Usar jengibre, masticables de jengibre y té de jengibre para ayudar a aliviar los síntomas de las náuseas.

· En los días en que la persona no se sienta bien, consumir líquidos claros o alimentos fríos o blandos.

· Fortificar los alimentos con calorías o proteínas. Agregar proteína en polvo, leche en polvo, mantequilla o crema agria a las comidas, siempre que sea posible.

· Hablar con el equipo médico sobre la posibilidad de agregar un suplemento nutricional que contenga HMB para ayudar a la absorción de vitaminas y minerales y la recuperación de masa muscular.

“Es importante trabajar con un equipo de atención médica, especialmente un nutricionista, para determinar las necesidades nutricionales individuales durante el tratamiento contra el cáncer “, aconsejó Lorenzo.

Lorenzo también enfatizó que parte de comer lo suficiente durante el tratamiento de quimioterapia, es comprender las necesidades individuales. “Descubra los alimentos correctos que funcionan en el momento adecuado. Si la persona en tratamiento se siente bien por la mañana, tal vez sea el momento de obtener la mayor cantidad de nutrición posible. Se trata de hacer que la ingesta se adapte a los síntomas“, explicó.

Y recuerde, no está solo en esto. “Pida ayuda a familiares, amigos, seres queridos y compañeros de trabajo”, dijo Lorenzo. “Si no tiene la energía para comer o preparar una comida, deje que la gente ayude”, concluye.





Fuente