Saltar al contenido

¿Es más sano comer caliente o solo es un mito?

septiembre 19, 2020


Más información

¿Consumir la comida fría o caliente? Seguramente es una cuestión que no nos hemos hecho nunca, pero lo cierto es que la temperatura del alimento influye en nuestro cuerpo. Ya sea por la prisa que tenemos, o por comodidad muchas veces tendemos a preparar un sándwich rápido para almorzar en vez de optar por un plato de cuchara.

Según apuntan los expertos, al comer frío la digestión se hace de forma más lenta y por lo tanto el estómago dedica más tiempo para calentar los alimentos, lo mejor es tomar algo caliente al final de la comida como un té o infusión. Si lo que quieres es mejorar la digestión, la comida fría no es la mejor opción.

El estómago está, al igual que el resto del organismo, a una temperatura de 36.5ºC, al contacto con el alimento se calienta para igualar la temperatura. Por el contrario, comer caliente, facilita de digestión.

La clave se encuentra en alternar alimentos fríos y calientes en cada comida ya que esto ayuda al intestino a trabajar más rápido y beneficia al intestino.

Lo cierto es que según la época del año en la que nos encontremos tendemos a consumir caliente o frío. En invierno, lo normal es tomar productos que se encuentran entre los 37 y 50 grados, ya que ayuda a templar el cuerpo. En cambio, en verano es preferible consumir alimentos que estén entre los 35 y 10 grados, nos refrescarán y mejorarán nuestro rendimiento.

Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.





Fuente