Saltar al contenido

Frutas, aliadas importantes para una buena nutrición

septiembre 13, 2020


Una buena nutrición garantiza un buen crecimiento físico y desarrollo intelectual, lo que redunda en mayor rendimiento escolar, es por ello que Magister Héctor Moreno Esquivel, jefe del Departamento de Nutrición del Hospital de Especialidades Pediátricas Omar Torrijos Herrera (HEPOTH), de la CSS, recomienda sustituir las bebidas azucaradas y gaseosas por frutas.

El especialista destaca que las frutas, debido a sus ventajas, son el sustituto ideal a las bebidas azucaradas y gaseosas, que muchas veces consumen los niños, sobre todo a la hora de la merienda.

El especialista detalló que estos productos comestibles que se obtienen de plantas o de árboles les ofrecen saciedad al pequeño; al contrario de los líquidos dulces, que causan ansiedad, y como consecuencia, el niño pedirá más.

Explicó que cuando se le proporciona una bebida, llámese soda, néctares comerciales o bebidas artificiales, el pequeño se la bebe en un periodo de tiempo aproximado de diez segundos; no obstante, con la fruta, le toma más tiempo, como sería el caso de la naranja, la rebanada de sandía, piña o si se come doce uvas.

En caso de querer ofrecerle un refresco, recomendó que sea un jugo cuya fruta esté en su punto óptimo de maduración, que es cuando presentan la mayor dulzura para que no necesite ser endulzado. En caso tal que se requiera, es preferible que use un edulcorante.

Aunque pareciera un antojo inocente, el consumo de las bebidas azucaradas y las gaseosas, puede ser detonante para que a largo plazo el niño manifieste sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y hasta molestias gastrointestinales.

“Los niños pueden decirle: me duele la barriga y normalmente se piensa que es un gas y puede ser el azúcar presente en la fructosa que no la digieren bien”, añadió.

También manifestó que es importante que los padres eviten añadirles en su alimentación productos ultraprocesados, como son las galletas, postres, dulces que están cargados en sodio y azúcar, que realmente no son una opción saludable para el niño.

Concluyó que además de la dieta equilibrada, el agua es primordial, siendo un elemento clave para que los niños se mantengan hidratados.

body[‘es’][0][‘value’]); ?>



Fuente