Saltar al contenido

La vitamina C ayuda a mejorar la masa muscular en mayores de 50 años

agosto 31, 2020


Un consumo abudante de vitamina C podría contribuir a mejorar los músculos y mantener la masa muscular en los adultos mayores de 50 años, lo que ayudaría a prevenir la sarcopenia, un trastorno que se caracteriza por la pérdida de masa y función del músculo esquelético y por fragilidad, lo que aumenta el riesgo de sufrir caídas y fracturas o desarrollar otras enfermedades y deteriora la calidad de vida.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de East Anglia (UEA) y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, que se ha publicado en Journal of Nutrition. El proceso de envejecimiento provoca una pérdida de la masa del músculo esquelético, cuya consecuencia es la sarcopenia, por ello es tan importante descubrir que un cambio en la dieta puede ayudar a tener mejores músculos en la vejez y a retrasar la aparición de este problema de salud.

Las personas cuyas dietas incluían una mayor cantidad de vitamina C o presentaban mayores niveles en su sangre tenían la mayor masa muscular esquelética estimada

Ailsa Welch, profesora de la Escuela de Medicina de Norwich de la UEA, ha explicado que a partir de los 50 años de edad se pierde hasta el 1% de la masa muscular esquelética cada año, una pérdida que se estima que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo y que puede provocar fragilidad y otros efectos negativos como sarcopenia, discapacidad física, diabetes tipo 2, disminución de la calidad de vida y muerte.

Consumo de vitamina C y músculo esquelético

La experta afirma que se sabe que el consumo de vitamina C se relaciona con la masa del músculo esquelético y ayuda a defender las células y los tejidos del organismo frente a los radicales libres, unas sustancias potencialmente dañinas, que si no son combatidos pueden contribuir a la destrucción de los músculos y acelerar el deterioro asociado a la edad.

Por ello, los investigadores decidieron averiguar si un mayor consumo de vitamina C se asociaba a un aumento de la masa muscular. Analizaron los datos de más de 13.000 personas con edades comprendidas entre los 42 y los 82 años que participaban en el estudio de Norfolk EPIC (Investigación prospectiva europea sobre el cáncer y la nutrición), calculando su masa muscular y esquelética y evaluando su ingesta de vitamina C registrada en un diario de alimentos de siete días, examinando también la cantidad de esta vitamina que había en su sangre.

A partir de los 50 años de edad se pierde hasta el 1% de la masa muscular esquelética cada año

Richard Hayhoe, otro de los investigadores de la Escuela de Medicina de Norwich de la UEA, ha declarado que analizaron una gran muestra de adultos mayores residentes en Norfolk y encontraron que las personas cuyas dietas incluían una mayor cantidad de vitamina C o que presentaban mayores niveles de este micronutriente en su sangre, tenían la mayor masa muscular esquelética estimada, en comparación con los individuos en los que se registraron cantidades más bajas.

Fuentes de vitamina C en la dieta

Según Hayhoe sus hallazgos sugieren que la presencia de vitamina C en la dieta es beneficiosa para mantener la salud muscular en las personas mayores de ambos sexos y puede ayudar a prevenir la pérdida de masa muscular asociada al envejecimiento. Y recuerda las ventajas que supone el fácil acceso de esta vitamina, ya que la contienen frutas y verduras, además de poderse ingerir mediante suplementos nutricionales si fuera necesario.

Casi el 60% de los hombres y el 50% de las mujeres no ingerían la cantidad de vitamina C recomendada, que se puede obtener tomando a diario un cítrico y una ración de vegetales

Las principales fuentes de vitamina C son los cítricos (naranja, mandarina, pomelo, limón), los frutos rojos, las uvas, el kiwi, el melón y en verduras como brócoli, coles de Bruselas, coliflor, tomate, pimiento (amarillo, rojo y verde), kale, espinacas, repollo y verduras de hoja, entre otros vegetales.

Casi el 60% de los hombres y el 50% de las mujeres que participaron en el estudio, señala Hayhoe, no ingerían suficiente vitamina C de acuerdo a las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, y recuerda que en la mayoría de los casos no es necesario consumir una gran cantidad, sino que sería suficiente con tomar todos los días un cítrico (como una naranja) y una ración de vegetales.



Fuente