Saltar al contenido

Maquinaria para ganar más kilos en la nutrición animal

julio 26, 2020


Con la evolución tecnológica, la ganadería se parece cada vez más a una actividad industrial, por su productividad constante en el año. Y ello es debido entre otras cosas, a que la producción de alimento para el rodeo es menos estacional que tiempo atrás. Progresivamente, es más estable en cantidad y calidad durante todos los meses del año.

Un factor importante que ha permitido tal desarrollo, es la oferta de maquinaria agrícola que se aplica a la cosecha y confección de reserva de forrajes de alta calidad.

De allí resultan varios formatos alimenticios, entre forrajes secos como el heno, y otros húmedos como el silaje, el henolaje, el silaje de grano húmedo y el earlage.

Y según factores como el clima, suelo, ubicación geográfica, costos, escala y el conocimiento sobre el tema, cada productor elige la forma se conservar forrajes que más le conviene.

Numerosos avances

Y los avances en cada tipo de equipo son numerosos. Por ejemplo se pueden citar las cortadoras de platos ovalados con cuchillas pequeñas y acondicionador para hacer heno. Son las que generan un corte neto de las plantas y un inmediato rebrote. El acondicionador permite igualar la velocidad de secado de los tallos con las hojas. Ello evita la caída de esas últimas, de manera que cuando el recolector de la rotoenfardadora levanta la andana del suelo para luego hacer el rollo, las hojas se incorporan al rollo. Ello es importante porque las hojas contienen la mayor concentración de vitaminas y proteínas del forraje.

Mirá también

Otros que se destacan son los rastrillos giroscópicos que tratan suavemente el forraje, minimizando la pérdida de hojas sin incorporar tierra al pasto. Todo ello ayuda a mantener la calidad del forraje.

Las enfardadoras de fardos gigantes ofrecen mejor aprovechamiento del volumen y la conservación del material por la presión que le imprimen al fardo.

Las enfardadoras de fardos gigantes ofrecen mejor aprovechamiento del volumen y la conservación del material por la presión que le imprimen al fardo.

También son una mejora interesante las rotoenfardoras con cortador de fibra larga detrás del recolector y atado con red. Es una opción beneficiosa para facilitar el trabajo del mixer en el desmenuzado del rollo. Es decir, se agiliza el trabajo del mixer, que consumirá menos combustible y menos mano de obra por rollo.

Otra forma de conservación de forraje muy difundido en nuestro país es el silo de planta entera picada que en nuestro país está fuertemente relacionada con la actividad del contratista picador. Ello es debido a la especialización alcanzada por los contratistas. Esta manera de trabajo tan aceptada por el productor tiene que ver con la agilidad que se precisa para hacer un silo de calidad. Agilidad que se logra con máquinas de alta precisión y capacidad de trabajo. Son máquinas de alto valor que para ser amortizadas requieren de un elevado uso anual, que solo lo puede alcanzar el contratista.

Mirá también

Los equipos utilizados para confeccionar un silo están integrados por las picadoras de precisión, las bateas o camiones que reciben el material picado desde la picadora y lo transportan hasta el silo.

En el silo trabajan los tractores con hoja espejo –montada en la trompa de un tractor- para esparcir en capas de pocos centímetros de espesor, el material que descargan las bateas. Además, tractores de gomas de gran ancho y diámetro -articulados- pisan el forraje distribuido por la hoja espejo a fin de sacar de él la mayor cantidad de aire. Los tractores que pisan y el que empuja la hoja espejo, no pisan la tierra. Y el tractor que tira de la batea y la batea misma no pisan el forraje. De esta manera se evita la entrada de tierra al silaje que restaría calidad nutritiva y de conservación.

Las cajas compactadoras ofrecen capacidad de transporte para que la picadora no se detenga.

Las cajas compactadoras ofrecen capacidad de transporte para que la picadora no se detenga.

Las picadoras autopropulsadas son máquinas de alta tecnología, a punto tal que solo existen en el mundo unas cinco compañías que las producen. Son de alto valor y resulta importante que no se detengan una vez que comenzaron su trabajo. Para ello es fundamental que el sistema de transporte de las bateas o cajas compactadoras, resulte sincronizado. Por ejemplo, en tanto una batea recibe el picado desde la máquina, otra descarga en el silo, y puede ocurrir que una tercera esté en viaje. Ello dependerá de las distancias y el caudal del material a ensilar.

Cuando los rodeos no son muy grandes, y la cantidad de silaje a conservar tampoco lo es, el productor suele recurrir al silo bolsa en lugar del silo bunker o torta. En ese caso, la hoja espejo en los tractores compactadores son reemplazados por la embolsadora.

El henolaje es una tercera forma de conservación del forraje, en forma de rollos con un 50% de humedad envueltos en un film que permite controlar la fermentación del pasto. La calidad de forraje es alta y el tiempo de conservación es prolongado. En este caso se evita el uso del rastrillo. Para empacar los rollos con el film se utiliza una mesa empacadora. Esta última puede ser una herramienta independiente o bien estar incorporada a la rotoefardadora.

Mirá también

El henolaje ofrece como beneficio una mayor independencia del clima, una elevada calidad del forraje sin fermentación, con lo cual se maximiza su productividad en nutrientes.

El silo de grano húmedo, que se hace con grano de maíz quebrado con un 28 a 30% de humedad conservado en una bolsa plástica, reúne beneficios para confeccionar raciones ricas en energía para el engorde de hacienda. Por sus características, ofrece beneficios en la cosecha del grano, en la liberación del lote y en minimización de riesgos para el alimento.

El earlage, consiste en cosechar y luego moler la espiga de maíz completa cuando el grano tiene entre un 28 y 30% de humedad. Es una opción respecto del grano húmedo que contiene mayor porcentaje de fibra, debido a la presencia del marlo en el molido, que puede ser conveniente en la preparación de algunas raciones. Además, ofrece los beneficios en cuanto a la seguridad de cosecha y liberación anticipada del lote.

Estos son algunos de recursos tecnológicos de base que ofrece el mercado de la maquinaria forrajera en Argentina. Ello sumados a las condiciones de clima, suelos, topografía y personal capacitado conforman un país que desde el punto de vista técnico, se encuentra a la par de los más capaces de mundo.



Fuente