Saltar al contenido

Mejoran productividad biomasa de microorganismos útiles cosmética y nutrición

octubre 28, 2020


Huelva, 28 oct (EFE).- Investigadores de la Universidad de Huelva han mejorado la productividad de la biomasa de microorganismos extremófilos que han desarrollado mecanismos que conducen a la producción de sustancias valiosas para su uso en la industria cosmética, farmacéutica y en la alimentación humana o animal.

En la investigación, desarrollada por el departamento de Química en el marco de la tesis doctoral de Zaida Montero y a cuyos resultados ha tenido acceso Efe, se han estudiado sustancias como pigmentos carotenoides, ficobiliproteínas y carbohidratos (exopolisacáridos).

Los pigmentos son especialmente interesantes ya que en los últimos años ha habido una creciente demanda, por parte de los consumidores, de colorantes alimentarios naturales.





Pigmentos carotenoides, y también ficobiliproteínas, son de gran interés para su uso como aditivos para piensos, especialmente como potenciadores del color; además tienen un gran valor como antioxidantes y, al igual que los exopolisacáridos, se ha encontrado que muestran actividad anticancerígena y antiinflamatoria.

Sin embargo, a pesar del potencial biotecnológico de los microorganismos extremófilos, su uso en biotecnología tiene ciertas limitaciones relacionadas con las condiciones de cultivo y la rentabilidad de los compuestos de interés producidos.

Basado en esto, la investigación tuvo como objetivo principal el aislamiento y el estudio del potencial biotecnológico de microorganismos de ambientes extremos, y la mejora de las estrategias de producción de compuestos objetivos, con especial énfasis en la reducción de costos de producción.

Para ello se estudiaron dos microorganismos extremófilos: una arquea halófila, Haloferax mediterranei y una cianobacteria de ambiente árido extremo, Chroococcidiopsis sp.

Por un lado, H. mediterranei destaca por su capacidad para producir un carotenoide C50, en especial la bacterioruberina, con alta capacidad antioxidante; su posible aplicación médica o en industrias alimentarias, como nutracéuticos, o en la obtención de alimentos funcionales hace interesante la bacterioruberina.

Por otro lado, Chroococcidiopsis sp. destaca por su versatilidad, ya que se encuentra en ambientes extremos muy diversos; desarrollan sustancias con capacidades antioxidantes, así como antibacterianas y antiinflamatorias.

En el primer caso e estudió el efecto de parámetros fisicoquímicos como la temperatura, la salinidad y el pH sobre el crecimiento y la producción de carotenoides; en el segundo se realizó el estudio de parámetros como la fuente y concentración de nitrógeno o agitación para mejorar el crecimiento de cianobacterias y se estudió el efecto de otros parámetros como la irradiancia de la luz sobre el crecimiento y la acumulación de ficobiliproteínas.





Los resultados han contribuido a mejorar la productividad de la biomasa de estos microorganismos y a la mejora de las condiciones ambientales y nutricionales de cultivo para una producción óptima de compuestos de alto valor añadido. EFE

1010282







Fuente