Saltar al contenido

Nutrición de aves ponedoras para lograr mayor rentabilidad – Nacionales

julio 14, 2020


Es importante destacar que los requerimientos nutricionales de una gallina ponedora que debe producir huevos, son totalmente diferentes a un pollo parrillero, cuya finalidad es producir carne para su posterior faena. Por tanto, es fundamental hacer que ese animal consuma lo que necesita y durante su vida productiva llegue a entregar la mayor cantidad de huevos posibles.

En este rubro en específico acompañamos al productor, e identificamos dos fases bien definidas: la cría de la pollita futura ponedora, y la fase de postura de huevos de las gallinas adultas, entregando alimentos balanceados que acompañen las diferentes etapas, pues ninguna etapa es más importante que otra y debe ser bien manejada para el éxito del trabajo.

Nutrición estratégica

Como dijimos, todas las fases del crecimiento de las aves ponedoras son importantes, pero desde Indabal hemos dividido la etapa de cría tres partes para el área nutricional; primeramente tenemos la fase iniciador, que va desde el nacimiento de las pollitas hasta las 6 semanas de edad; luego esta la fase ponedora crecimiento en donde se le administra el balanceado desde las 6 semanas hasta la semana 16; posteriormente desde la semana 16 hasta la 18 a 20 aproximadamente tenemos el pre postura; y de ahí en más tenemos el balanceado específico denominado ponedora postura plus. Dentro de todo esto debemos destacar tres puntos claves que no solo tienen que ver con

el aspecto nutricional, sino también con lograr que el animal exprese su mayor potencial, pues recordemos que existen líneas de gallinas ponedoras que tienen una tabla de requerimientos y eso lo debemos cumplir. Por tanto nos enfocamos mucho en lo que es la calidad de la cáscara, enfatizamos en la coloración de la yema y acompañamos los índices que recomienda la genética cumpliendo lo que dice su tabla.

Acompañamiento

Desde el nacimiento del ave, hasta llegar al momento de postura pasan 5 meses (20 semanas), y es cuando la gallina ponedora empieza a devolver la inversión. Sin embargo, esos meses de desarrollo o crecimiento no pueden ser vistos como un gasto, ya que de eso dependerá para que la misma llegue a lo que se necesita, y es que produzca 9 huevos en 10 días. Por tanto nosotros nos encargamos del acompañamiento técnico para dar seguimiento a los índices que deben lograr, ya sea de crecimiento para la primera etapa, y la de producción para la siguiente.

Orientación financiera

Las consultas de los productores son varias y permanentes sobre el tema nutricional, pero nos preocupamos más hacia lo que “no preguntan”, ya que generalmente los que se inician en el rubro desconocen una proyección financiera, de los gastos que implican la cría de gallinas antes de la producción. Como empresa lo primero que hacemos es presupuestar todo el ciclo con los diferentes tipos de balanceados, e informar al cliente, para que esté preparado.

Recomendaciones

Las recomendaciones principales que hacemos a los productores son:

1) Estudio de mercado, tener en cuenta que es un rubro a largo plazo, que es acompañado por la vida útil de las gallinas (aproximadamente 20 meses).

2) La administración de los recursos financieros, saber proyectar los costos, y evaluarlos con los ingresos

3) Enfatizar los registros, debido a que el rubro es muy técnico, ya sea en pequeñas cantidades o en mayores. La principal herramienta para un técnico interesado en dar soluciones a los problemas es encontrando un registro de los acontecimientos.

4) Tener en cuenta el concepto costo-beneficio. Lo barato puede salir muy Caro.

En la empresa somos un equipo técnico, cuya finalidad es dar soluciones al productor, brindando productos de calidad, estando a niveles tecnológicos de vanguardia.



Fuente