Saltar al contenido

Reciben distintivo áreas de Cocina y Nutrición Clínica del Hospital Universitario

octubre 22, 2020


Estas avalan la calidad e inocuidad de los servicios de alimentación que se proporcionan a pacientes y médicos para prevenir enfermedades

Por cumplir con estándares de higiene en el manejo de los alimentos, las áreas de Cocina y Nutrición Clínica del Hospital Universitario de Puebla (HUP) recibieron el Distintivo H, por parte de las secretarías de Turismo y de Salud.

También, acreditaron las instalaciones y al personal de estas áreas integrado por 27, con respecto al manejo adecuado, lavado, desinfección, almacenamiento y congelación de los comestibles, entre otros requerimientos establecidos en la norma NMX-F-605-NORMEX-2018.

A pesar de ser una certificación voluntaria, el HUP trabajó en sus procesos operativos en Cocina y Nutrición Clínica para cumplir con los requisitos y así obtuvieran dicho distintivo.

“De la mano con un consultor se realizaron capacitaciones para el personal, sobre el manejo y toma de temperaturas; además se siguieron procesos y lineamientos establecidos”, detalló Emmanuel Castro Benítez, chef y coordinador de Cocina Hospitalaria.

Explicó que, para la elaboración de la dieta de un paciente se hizo una valoración a cargo del área de Nutrición Clínica, para determinar las cantidades de proteínas y carbohidratos adecuados, la cual fue balanceada y suficiente.

Garantizó que los alimentos consumidos por alrededor de 200 médicos, entre personal adscrito, de turno, residentes y de prácticas profesionales, así como de 45 a 50 pacientes, de acuerdo con la afluencia, cumplen con todas las normas de calidad e higiene en el proceso de elaboración.

El maestro Marco Antonio Luis Sherman, subdirector administrativo del HUP, comentó que para obtener dicha distinción el trámite se realizó desde enero pasado, pero por la pandemia se suspendieron las visitas de verificación y revisión. “A partir de septiembre se retomó el proyecto, culminando el 16 de octubre con la visita de verificación”.

Con la obtención del Distintivo H, el HUP demostró su vocación y esfuerzo para trabajar con procesos de calidad que garanticen la salud de sus pacientes.

Desde 1990 se puso en marcha en México el Programa Nacional de Manejo Higiénico de Alimentos, para todos los establecimientos fijos de alimentos y bebidas. Esta certificación también se brindó a los hospitales, para prevenir riesgos de enfermedades, así como garantizar el manejo adecuado de las materias primas empleadas.

 



Fuente