Saltar al contenido

¡Renovarse o morir! Centro Hunab Ku se ayuda de la web ante caída en ventas | Juntos Crecemos

septiembre 29, 2020


Dentro de una actitud de fe, de confianza y de aliento, es como se encuentra Carolina Largaespada López, directora del Centro de Salud Holística Hunab Ku, quien a pesar de que la pandemia le dio un golpe duro a su economía, se mantiene en una postura alentadora y positiva bajo la premisa de que “somos un imán, atraemos lo que decimos y pensamos”.

Asegura que la alerta sanitaria ha venido a mover estructuras y la forma en cómo hacemos las cosas, pero sería incongruente que una persona como ella cayera en el victimismo cuando en Hunab Ku se dedican, desde hace 15 años, a favorecer la salud integral de las personas.

Mente, cuerpo y espíritu es lo que se promueve en el Centro de Salud Holística Hunab Ku, a través de yoga, meditación, acupuntura, aromaterapia, conoterapia, reiki, tetahealing, logoterapia, constelaciones y nutrición, además de pláticas motivacionales, del manejo de estrés y de las emociones, talleres y cursos.

“Antes de la pandemia, en el salón de usos múltiples del centro se impartía la práctica del yoga lunes, miércoles y viernes. Ahora el maestro y yo, hemos decidido abstenernos de impartirla pese a la insistencia de los alumnos, y es que por un lado, el espacio no permitiría que se guardará sana distancia entre cada uno y, por el otro, son personas que en su mayoría son de la tercera edad y no queremos arriesgarlos”, expone.

Refiere que la consulta se cayó completamente, así como la renta de los espacios, tanto del salón como de los consultorios y apenas el mes pasado la empezaron a buscar los pacientes. Asimismo asegura que no ha podido accionar en algunos ámbitos como quisiera porque tiene una condición en el colon, por lo que ha preferido cuidarse.

Durante los meses de confinamiento y para ayudarse con su gastos, la entrevistada señala que se le ha hecho más factible ofrecer productos a través de redes sociales como WhatsApp, con amigos y conocidos. Vende productos de belleza Yanbal; suplementos como la curcumina (antiinflamatorio y antioxidante) y un desintoxicante de Vidafy; también, aromaterapia de Conie Bogart, una empresa 100% mexicana que promueve la salud, la belleza y el bienestar.

“Con la venta de esos productos es como me estado ayudando, con eso he tenido la posibilidad de sostenerme, tener para comer, para el tratamiento que necesito seguir. Gracias a mis contactos y a la recomendación de ellos mismos, así como a estas compañías que de alguna manera promuevo”, advierte.

LAS TERAPIAS Y LA RENTA DE CONSULTORIOS

Con una vasta experiencia de 18 años, la directora del centro ofrece terapias, que poco a poco han ido retomando sus pacientes, como masajes energéticos, acupuntura, terapia floral, terapia de barras Access y nutrición. Ahora, derivado de la pandemia, también está ofreciendo pláticas (sin costo) motivacionales para crear consciencia a través de Facebook Live, búscala como: Carolina Largaespada o Centro de Salud Holística Hunab Ku.

El centro holístico cuenta con tres estudios que se rentan por sesión, por hora o por día, a psicólogos y terapistas, pero por obvias razones, en los últimos meses no se han rentado. Afortunadamente uno de ellos es utilizado a tiempo completo por un médico, así que algo se genera para los gastos de mantenimiento del lugar.

La renta de los consultorios es una excelente opción para profesionales como psicólogos o los que se dedican a la medicina alternativa y que van iniciando y no tienen presupuesto para rentar un local, o para los que combinan su trabajo con consultas independientes. La cuota solicitada por hora, es el 30% de los que cobran en su sesión. Ahora que, por 300 pesos, lo puedes rentar por un mínimo 4 horas y máximo 8. La renta mensual es de 2 mil pesos.

En Hunab ku se han tomado las medidas sanitarias pertinentes para recibir a los pacientes que se han ido reincorporando a sus terapias. Hay tapete sanitizante a la entrada, gel antibacterial, se rocía con desinfectante cada espacio antes de que lleguen los pacientes y se les pide el uso de cubrebocas.





Fuente