Saltar al contenido

Todo lo que necesitas saber para entrenar con pesas

mayo 22, 2020
entrenar con pesas

Si has decidido comenzar a tonificarte con pesas y a ponerte en forma  a diario, entonces las pesas deben ser un componente casi obligatorio en tu programa de ejercicios. Sin embargo, antes de inscribirte en el gimnasio más cercano y levantar pesas a la ligera, te daremos algunos consejos para que lo puedas hacer con mejores resultados. 

Los elementos que debes tomar en cuenta cuando estás levantando pesas son los siguientes:

1.- Concéntrate en una correcta postura y en una buena técnica para pesas todo el tiempo

La técnica correcta es lo más importante cuando estamos realizando un entrenamiento de resistencia, además te va a permitir establecer metas específicas en los músculos deseados. Obtendrás mayores ganancias en menor tiempo. Es usual ver a algunos levantadores de pesas que se lesionan por una mala postura o por tratar de levantar pesos excesivos. Por ello, mantener la espalda recta y reducir el peso van a proteger el área mientras estás entrenando. 

2.- Empezar con pesas ligeras 

Al principio deberás elegir pesas que puedas cargar sin demasiada dificultad hasta que domines por completo el movimiento y la técnica. Esto te permitirá mantener la forma correcta, reducir el chance de lesionarte y además irás moviéndote a otras pesas más complejas con mayor velocidad. Empezar con pesas ligeras también funciona de maravilla para un correcto calentamiento, incluso cuando ya llevas varios meses o años en el gimnasio. 

3.- Deja de competir con tu entorno 

El gimnasio puede ser un lugar demasiado competitivo para algunos, sobre todo para los hombres que están levantando pesas. Es por ello que cuando estás empezando, o incluso ya avanzado, debes dejar de compararte con tus compañeros, los cuales estarán progresando a sus propias velocidades. Tratar de demostrar algo que no se domina aún puede conllevar a lesiones inmediatas y a estar un tiempo sin poder ejercitar.

4.- Practica la respiración a través de tus ejercicios

Cuando estamos levantando pesas, la tendencia es a contener la respiración producto del esfuerzo que generamos para levantar el peso. Sin embargo, esto resulta francamente contradictorio para el corazón y para la presión. Una de las mejores formas de levantar pesas es respirar cuando estamos levantando y botar cuando estamos soltando la pesa. Mantén una respiración relajada durante toda tu rutina de pesas y así evitarás presión alta, problemas cardíacos y mareos.

5.- Utiliza las pesas sencillas cada vez que puedas

Los gimnasios tienen a tu disposición una serie de máquinas para ejercitar los distintos músculos del cuerpo. Sin embargo, hay una sección de pesas sencillas a la cual debes acudir. Las máquinas resultan buenas pero suelen limitar el ejercicio a un solo movimiento, mientras que el uso de pesas sencillas te permite hacer variados ejercicios con un mismo peso. Además este tipo de pesas te permite trabajar el balance, así como mejorar tu coordinación. Trata de utilizarlas en tus rutinas de ejercicio.

6.- Asegúrate de que el programa de acondicionamiento mantenga el balance en tu cuerpo

Es común ver que algunas personas entrenan solamente los músculos que se ven en el espejo. Sin embargo, esto solo dará una mala postura al pasar el tiempo y el cuerpo perderá su balance. Por ello, trata de investigar acerca de los grupos de músculos y cómo irlos trabajando. Trata de enfocarte en los músculos que no se ven y no solo en aquellos que puedes apreciar en el espejo.  Cabe destacar que cuando un músculo se desarrolla y otro no, se dan desbalances en la postura.

7.- Reconoce cuándo necesitas subir el peso que estás cargando

Esta es una de las cosas con las cuales la mayoría de los levantadores de pesa luchan permanentemente. Sin embargo, hay una regla general; si te sientes cómodo completando el set de repeticiones y terminas a la misma velocidad que empezaste, entonces deberás subir el peso que estás utilizando. Recuerda no subirlo bruscamente e ir de forma gradual con pequeños porcentajes cada semana, dependiendo de tu desarrollo.